Archivos de la categoría ‘agroquimicos’

TRANSPORTE DE PLAGUICIDAS

noviembre 27, 2009

TRANSPORTE DE PLAGUICIDAS


Los fabricantes, exportadores e importadores de productos agroquímicos deben atenerse a las reglamentaciones internacionales relativas al transporte y la seguridad. Es posible que tengan también que cumplir disposiciones nacionales. Los usuarios de productos agroquímicos deben saber que existen reglamentaciones de ese tipo. Deben así mismo interesarse por e l transporte, que puede realizarse desde los abastecedores hasta la explotación agrícola o desde el almacén al terreno. Para que un transporte sea seguro, es preciso que:

  • sólo se acepten del abastecedor productos en recipientes de buena calidad

se deben rechazar los recipientes dañados o con fugas

  • cualquier vehículo que transporte un producto no dañe al recipiente. Extremos afilados en los lados del vehículo o los cabos con la punta hacia arriba en los pisos del vehículo deben ser remachados o eliminados

  • · Un embalaje o recipiente se manipule de manera que se eviten choques innecesarios o caídas violentas, que puedan reventar o debilitar el recipiente y provocar el derrame de su contenido
  • · Se agregue al producto cualquier información proporcionada con el producto agroquímico, como las etiquetas o información escrita o las fichas de datos que lo acompañan
  • · Se evite el apilamiento desordenado durante el transporte, por ejemplo, los recipientes de productos líquidos deben transportarse con la parte superior hacia arriba y no estar sometidos a presiones de cargas excesivas que puedan reventarlos
  • · Los productos agroquímicos estén aislados de otros materiales transportados en el mismo vehículo

  • · Los envases de papel, cartón u otros productos solubles en agua estén protegidos contra la lluvia o el mal tiempo por un techo o una cubierta impermeable
  • · Los productos agroquímicos no sean transportados junto al conductor ni en la cabina de un vehículo o tractor

  • · Los conductores presten una atención extrema. Deben ser competentes para adoptar las precauciones adecuadas en caso de producirse un choque o cualquier otra situación de emergencia, entre otras, ya sea evitando el derrame siempre que sea posible, así como la contaminación de cualquier persona que preste asistencia.

ETIQUETA DE PLAGUICIDAS

noviembre 17, 2009

ETIQUETA DE LOS PLAGUICIDAS

La función de la etiqueta es dar a conocer al usuario final de un plaguicida, en forma clara y sencilla, los elementos esenciales para el control de los organismos dañinos y también las precauciones que deben observarse para que su uso resulte lo más seguro posible. De este modo, la lectura completa de la etiqueta del producto reviste gran importancia.

Una etiqueta de plaguicida es fundamental, ya que brinda información, por ejemplo, de los productos químicos que contiene, para qué sirven, cuáles son los riesgos, cómo usarlos en forma segura y qué hacer en caso de accidente. La etiqueta es un documento legal. De acuerdo con la ley 123/91 y su reglamentación, la Resolución N°295/03, se exige a los fabricantes o importadores de plaguicidas incluir información específica en las etiquetas de sus productos, pudiendo ser estas de un, dos, tres ó cuatro cuerpos.

EXISTEN CUATRO SITUACIONES EN QUE UD. DEBERÍA LEER UNA ETIQUETA DE PLAGUICIDA:

Antes de comprar un plaguicida:

Lea la etiqueta antes de comprar un plaguicida para asegurarse de que el producto esté autorizado para usarlo en lo que Ud. necesita. Este uso debe estar especificado en la etiqueta. Si el uso de un producto en un cultivo específico no aparece en la etiqueta, es ilegal e impropia la aplicación del mismo. Sepa cuál es el tipo de formulación y cómo se prepara y aplica. La información en la etiqueta le dirá qué cantidad de producto necesita utilizar para su aplicación. También le dirá cuándo debe ser aplicado.

Antes de usar un plaguicida:

Lea la etiqueta para saber si existen restricciones para su uso (ej. Tóxico para las abejas); condiciones meteorológicas de las horas de aplicación (ej. no aplicar en horas de alta temperatura); qué equipo de protección individual debe usar para preparar y aplicar el producto y cuáles son los pasos de primeros auxilios a seguir en caso de que ocurra un accidente.

Antes de almacenar un plaguicida:

Lea la etiqueta para conocer las recomendaciones de almacenamiento (ej. en su envase original, bien cerrado, etiquetado, en un lugar fresco, seco y bajo llave).

Antes de eliminar los envases vacíos de un plaguicida:

Lea la etiqueta para saber cómo eliminar los envases de manera segura (ej. Una vez vaciado el contenido del envase, enjuáguelo tres veces, vertiendo el residuo al tanque pulverizador de aplicación).

Identificación del Producto

  • Nombre comercial
  • Clase de uso (aptitud)
  • Grupo(s) químico(s)
  • Nombre y código (formulación)
  • Frase que resume el uso
  • Composición
  • Nombre común y químico
  • Contenido de sustancia activa
  • Contenido total de auxiliares de formulación y sustancias acompañantes
  • Número de registro
  • Número de lote
  • Fecha fabricación y vencimiento
  • Número y dirección del fabricante y del importador
  • Contenido en volumen para producto líquido y peso neto para producto en forma sólida
  • Indicar si es inflamable, corrosivo o explosivo
  • Lea atentamente la etiqueta antes de usar el producto

Recomendaciones de Uso

  • Breve descripción de las características y forma de acción del producto
  • Instrucciones de uso
  • Nombre común y científico de las plagas, enfermedades o malezas que pueden controlarse o efectos que se pueden obtener con su aplicación
  • Estadio del cultivo o momento en que debe hacerse la aplicación
  • Dosis expresada en medidas del sistema métrico decimal y referida a la formulación comercial
  • Incompatibilidad y fitotoxicidad
  • Tiempo que debe mediar entre la aplicación y la cosecha, uso o consumo (período de carencia), para cada interrelación cultivo/producto, y entre la aplicación y la reentrada al cultivo tratado (tiempo de reingreso)

Precauciones y Advertencias

Las frases de advertencias relativas a la seguridad deberán transmitir informaciones de precaución en forma breve y clara. Serán propuestas por la empresa en el proyecto de etiqueta, correspondiendo su aceptación final a la autoridad de aplicación.

Se deberán realizar advertencias acerca de: características de peligrosidad del producto; precauciones y equipos de protección a utilizar durante y después de la preparación y aplicación del producto; y eliminación final de los envases. Así mismo, y según los casos, podrán incorporarse advertencias e instrucciones relativas a: las buenas prácticas agrícolas; mantenimiento y limpieza de equipo de aplicación, manejo de las áreas tratadas y protección del ambiente; acciones a tomar en casos de accidentes; derrames y contaminación; e instrucciones específicas para primeros auxilios y consejos para médicos.

Frases obligatorias:

  • Mantener fuera del alcance de los niños y de personas inexpertas.
  • No lo transporte ni almacene con alimentos.
  • Inutilice y elimine adecuadamente los envases vacíos.
  • En caso de intoxicación lleve la etiqueta, el folleto o envase al médico.
  • No lave los envases o equipos de aplicación en lagos, ríos y demás fuentes de agua.
  • No aplique el producto en la presencia de vientos fuertes o en horas de mucho calor



EFECTOS DE LOS PLAGUICIDAS SOBRE LA SALUD

noviembre 7, 2009

EFECTOS DE LOS PLAGUICIDAS SOBRE LA SALUD

 

 

Los efectos de  un toxico pueden clasificarse de varias maneras así:

Locales cuando el toxica afecta solamente el sitio donde se aplica o sistémicos cuando compromete todo el organismo

Reversibles cuando los efectos son temporales o irreversibles cuando dejan lesiones permanentes o producen la muerte

Agudos los que resultan de una exposición única o crónicos que resultan de la exposición repetida a dosis más bajas que la dosis aguda, pero en forma continua y por tiempo prolongado. Por  ej. Un apersona que se fuma un cigarrillo por primera vez, puede sentir dolor de cabeza, nausea, etc. (efecto agudo), pero la persona que fuma durante muchos años puede desarrollar un cáncer del pulmón o de la garganta (efecto crónico)

Los efectos agudos se manifiestan poco después de que el toxico ha ingresado al organismo (generalmente pocas horas y pocos minutos después). En las intoxicaciones agudas con plaguicidas los síntomas mas comunes son: dolor de cabeza; debilidad general, nauseas, vómitos, dolores o calambres abdominales, diarrea, visión borrosa, sudoración, lagrimeo, salivación, dolores musculares, dificultad para respirara, en casos graves pueden presentarse convulsiones, perdida del conocimiento, coma y muerte. Es importante aclarar que no necesariamente se presentan todos los síntomas

Los efectos crónicos se demoran mucho mas años en aparecer, son más difíciles de detectar, afectan órganos o sistemas vitales, como el hígado, los pulmones, el sistema nervioso, etc. Y sus efectos son generalmente irreversibles. De ahí la importancia de que la persona que trabaja con plaguicidas u otras sustancias tóxicas reciba exámenes médicos permanentemente.

 

De acuerdo con los órganos o sistemas que afecten los tóxicos reciben diferentes nombres tales como: Neurotóxicos (afectan el sistema nervioso), Hepatotóxicos (afectan el hígado), Nefrotóxicos (afectan los riñones), Embriotóxicos o fetotóxicos (afectan el embrión o el feto), mutagenico (potencial para producir alteraciones en el material genético de las células de un organismo).

Los efectos que produce una sustancia pueden ser de diversa clase entre los cuales los más comunes son: irritantes, producen una inflamación temporal del tejido que tocan, como la piel, los ojos o las vías respiratorias; corrosivos. Producen destrucción del tejido (quemaduras) como la piel o los ojos; sensibilizantes. Producen reacciones de tipo alérgico después de varias exposiciones. Por ej. Alguna persona que lleva trabajando con un producto empieza a sentir irritaciones o picazón de la piel cuando entra en contacto  con el producto, o sufre accesos violentos de tos cuando aspira sus vapores, polvos o la nube de aspersión; Anestésicos. Reducen la sensibilidad y produce mareo, adormecimiento confusión mental o, incluso la muerte

 

equipo de proteccion

noviembre 3, 2009

  

equ.2

 

EQUIPO DE PROTECCION

 El equipo de protección para manejo de plaguicidas está compuesto de diversos elementos destinados a evitar lasa exposición por vía dermal o inhalatoria. Los elementos más comunes son: gorro, casco o sombrero, gafas o protección facial y respirador

 

El grado de exposición que estos elementos pueden dar dependen de los siguientes factores:

 

  • Su calidad, la cual está relacionada con el material, el diseño y su estado de conservación
  • Su uso correcto
  • Su adecuado mantenimiento

 

 

ROPA DE PROTECCION                                                                                       fumigando

 Dada la índole del trabajo agrícola, no siempre es posible adoptar medidas técnicas de control. Por este motivo, la ropa protectora sigue siendo una parte importante del trabajo con productos agroquímicos. Las prendas necesarias dependerán de los efectos nocivos del producto agroquímico y de la forma en que se utiliza. En la práctica, la información que figura en la etiqueta suministrada con el producto agroquímico suele especificar el nivel de protección requerido. También se pueden facilitar datos detallados sobre la calidad de los diversos artículos, como el espesor mínimo de los guantes o el material con el que deben estar fabricados, por ejemplo neopreno, nitrilo o butilo. Análogamente, se pueden enumerar los elementos del equipo de protección respiratoria prescritos y el cuidado necesario para su mantenimiento.

 

Protección de la cabeza

La cabeza se puede proteger con una única prenda o como parte de un mono o de una careta con capucha. La ventaja de esa prenda combinada es que garantiza la protección del cuello e impide que los productos agroquímicos se derramen sobre la capucha y se ensucie la ropa de trabajo que se lleva debajo. La protección de la cabeza debe cubrir todas sus partes por encima de los hombros, con excepción del rostro. El material utilizado debe ser resistente a la penetración de productos agroquímicos.

 

 Protección de los ojos y de la cara

Se debe llevar una careta que cubra la totalidad de la frente y del rostro hasta debajo de la mandíbula para protegerse contra salpicaduras accidentales de líquidos peligrosos mientras se abren los recipientes o se vierte el líquido. Se deben llevar gafas de protección no ahumadas cuando se manipulan polvos o gránulos.

 

Protección respiratoria

Las mascarillas de protección respiratoria pueden cubrir la mitad del rostro, la nariz y la boca o toda la cara, es decir, la nariz, la boca y los ojos. Su función estriba en impedir que se respiren sustancias agroquímicas peligrosas. Un dispositivo de filtración de la mascarilla suprime las sustancias peligrosas por absorción, adsorción o simple filtración. La filtración se efectúa por medio de un simple tamiz metálico. De tratarse de sustancias agroquímicas altamente peligrosas, el aire se filtra a través de un tubo o filtro que contiene otras sustancias químicas que absorben o adsorben las sustancias agroquímicas altamente peligrosas. En varios pases se fabrican buenas mascarillas que se ajustan a las normas nacionales. No obstante, el usuario debe asegurarse de que la mascarilla se ajuste bien a la nariz y a la boca y de que ha recibido suficiente información e instrucción sobre su uso y mantenimiento correctos. Los tubos deben renovarse periódicamente y las mascaras deben sustituirse con regularidad para garantizar la protección.

 

Guantes protectores

Los guantes son necesarios cuando se manipulan sustancias agroquímicas concentradas, particularmente plaguicidas. Es muy común que estas sean absorbidas a través de la piel o que le causen quemaduras. Deben tener por lo menos 0,4 mm de espesor, sin perder flexibilidad para tareas manuales y sencillas como la apertura de recipientes o el cambio de boquillas. El tipo de guante para una actividad particular dependen de la sustancia agroquímica y de la extensión del tiempo de contacto. Por ejemplo, se pueden requerir guantes que cubran la muñeca para la aplicación convencional de plaguicidas tóxicos, guantes que lleguen hasta el codo para la manipulación de gránulos y guantes que lleguen hasta el hombro para la inmersión de plantas en plaguicidas. Un plaguicida con disolventes orgánicos como el xileno requiere de guantes de un material de mejor calidad debido a su capacidad para atravesar prendas de vestir protectoras.

Prendas de trabajo

Son prendas de vestir personales que se llevan en el trabajo, mientras se utilizan productos agroquímicos, en el presente caso. Incluyen prendas como las camisas, los pantalones, las faldas, los calcetines y los zapatos o botas. En numerosas ocasiones las prendas de vestir serán la principal cobertura de la piel, por ejemplo cuando se utilizan productos de escaso riesgo aplicados para el tratamiento de animales.

 

Las prendas de trabajo utilizadas cuando se manipulan sustancias agroquímicas deben mantenerse siempre limpias, lavándolas inmediatamente después de utilizarlas. Las prendas contaminadas con sustancias agroquímicas pueden causar un envenenamiento o la irritación de la piel. Ha habido asimismo casos en que una sustancia inflamable, como el clorato sódico, depositada en las ropas de una persona se ha incendiado mientras está fumaba un cigarrillo, y ha envuelto en Ramas la ropa y a quien la llevaba.

 

En general, las prendas de trabajo deben:

 

  • Ser confortables para permitir el libre movimiento del cuerpo y de los miembros sin dificultades indebidas;
  • Ser llevadas por la misma persona cada día y no intercambiarse entre individuos;
  • Estar en buen estado, cosidas o remendadas, cuando sea necesario; estar limpias y desprovistas de depósitos de productos agroquímicos. Una prenda de trabajo sucia debe limpiarse por separado de la colada. familiar;
  • Ser llevadas bajo ropa protectora con el fin de que queden completamente cubiertas y no expuestas a una contaminación accidental
  • Guardarse por separado de la ropa protectora con el fin de evitar la contaminación cruzada.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ORGANOS QUE AFECTAN LOS PLAGUICIDAS

octubre 24, 2009

ORGANOS AFECTADOS

QUE ORGANOS O SISTEMAS PUEDEN AFECTAR LOS PLAGUCIDAS

Los plaguicidas pueden afectar varios órganos o sistemas del cuerpo humano, en mayor o menor grado, dependiendo de varios factores como el propio plaguicida, la dosis etc. Por ejemplo los plaguicidas organofosforados pueden afectar  varios órganos y sistemas así:

  • Sistema respiratorio: Se presenta tos, opresión del pecho, dificultad para respirar, edema pulmonar.
  • Sistema digestivo: Se manifiesta con nauseas, vomito, dolores o calambres abdominales, diarrea e incontinencia fecal.
  • Sistema nervioso: Aparecen cuadros de tensión, ansiedad, dolor de cabeza, confusión mental, depresión, dificultad para coordinar los movimientos.
  • Sistema cardio circulatorio: Se presenta baja de la presión arterial y trastornos que pueden provocar paro cardiaco.
  • Glándulas exocrinas: (Lagrimales, salivales y sudoriferas). Se presenta saliveo, lagrimeo, salivación abundante (babeo) y sudoración.
  • Ojos: Se presenta visión borrosa y pupilas contraídas
  • Vejiga: Se presenta con estimulación frecuente e incontinencia

Finalmente s importante aclarar algún as ideas erróneas que se han creado en relación con las intoxicaciones con plaguicidas.

  1. “La leche o la panela previenen o curan las intoxicaciones” ¡FALSO! Aun cuando un organismo bien nutrido puede soportar una situación adversa, ninguna comida en particular puede evitar la intoxicación con plaguicidas y en ciertos casos puede agravarla
  1. “Tomar atropina antes de aplicar plaguicidas evita la intoxicación”. ¡FALSO! La atropina no sirve para evitar una intoxicación sino como tratamiento de las intoxicaciones causadas por organofosforados y carbamatos únicamente la atropina es un tóxico para el corazón  y solo debe ser manejada por un médico.

VIAS DE INTOXICACIÓN

octubre 19, 2009

image003

VIAS  DE INTOXICACIÓN

Al cuerpo humano los plaguicidas pueden ingresar por varias vías, siendo las mas usuales la vía oral (por la boca), la vía inhalatoria (por la nariz), la vía dermal (por la piel) y los ojos. Usualmente los campesinos y trabajadores agrícolas solamente tienen claro el concepto de la intoxicación por la vía oral.

 

Las causas de la intoxicación con plaguicidas pueden ser: voluntaria (suicidios), criminal (homicidios), accidental (por errores confusiones o desconocimiento) y ocupacional (en actividades de uso y manejo de plaguicidas). En adelante sólo nos ocuparemos de las dos últimas

 

 

VIA ORAL: llamada también ingestión, es la vía que generalmente produce las consecuencias más graves. Se presenta en intoxicaciones accidentales y ocupacionales por diversas causas como son:

 

Ü  Comer, beber o fumar con las manos (o los guantes) contaminados

 

Ü  Consumir alimentos contaminados. Los alimentos pueden contaminarse en el almacenamiento, el transporte, por no tener en cuente los plazos recomendados entre la ultima aplicación del plaguicida y la cosecha, por guardar alimentos, agua u otras bebidas en recipientes que han contenido plaguicidas etc.

Ü  Por errores o confusiones que presentan por reenvasar plaguicidas en recipientes de alimentos o bebidas, por ejemplo un plaguicida liquido en una botella de cerveza o gaseosa, un polvo blanco en un tarro de leche en polvo, etc.

VIA INHALATORIA: a través de las vías respiratorias. Pueden presentarse por causas tales como:

Ü  Preparar mezclas y preparar los equipos de aplicación con productos tóxicos y volátiles en ambientes cerrados o con baja ventilación, especialmente en climas cálidos.

Ü  Preparar mezclas o cargas los equipos con productos en polvo especialmente en condiciones de viento

Ü  Aspirar la nube de aspersión. Esta circunstancia se da especialmente al hacer aplicaciones en ambientes cerrados como bodegas o invernaderos o al aplicar cultivos altos (a la cintura del aplicador o menores).

Ü  Aspirar la nube de polvo al aplicar polvos para espolvoreo

Ü  Aspirar los vapores o gases de productos fumigantes, bien sea al momento de la aplicación  o después

Ü  Aspirar nieblas finas como ls producidas por aerosoles o termonebulizadores

Ü  Aspirar humos o vapores procedentes de incendios en los cuales estén involucrados plaguicidas o quemas de envases contaminados

Ü  En las bodegas o alma cenes, aspirar vapores tóxicos, procedentes

Ü  Usar respiradores inadecuados o filtros contaminados

La vía inhalatoria es la que presenta efectos más rápidamente y estos son generalmente graves. Cuanto más pequeñas sean las partículas suspendidas en el aire, mas fácil y profundamente penetran por esta vía. Partículas menores de 10 micras pueden llegar hasta el alveolo pulmonar. Particular de 50 a 100 micras son retenidas por la cavidad nasal y se absorben por las mucosas. La superficie de absorción de los pulmones es de unos 70 metros cuadrados y el alveolo pulmonar, donde se produce intercambio de gas carbónico y el oxigeno en la sangre, solo presenta una capa de células de modo que los gases, vapores, humos o partículas en general, que logran llegar al alveolo se incorporan fácilmente en la sangre.

VÍA DERMAL: es la vía mas frecuente de intoxicación ocupacional con plaguicidas. Se estima que un 90% de las intoxicaciones ocupacionales, se presentan por esta vía

Ü  Las intoxicaciones por vía dermal ocurre por causas tales como:

Ü  Derrames o salpicaduras en las piel de productos concentrados (por ej: al medir los productos o tanquear los equipos de aplicación) o diluidos (por ej: por fugas en los equipos de aplicación, tanques, mangueras o conexiones).

Ü  Por exposición continuada a la nube de aspersión a su deposito

Ü  Por el uso de ropas o elementos de protección contaminados o rotos

Ü  Por tocarse la piel con los elementos contaminados (por ej: para limpiarse el sudor o quitarse el respirador).

Ü  Por malos hábitos de higiene o carencia de ellos

Ü  Por reparar equipos de aplicación contaminados

La piel es una buena barrera contra algunas sustancias pero también puede absorber ciertas sustancias que entran en contacto con ella, (un ejemplo son las pomadas que n os aplicamos para golpes o dolores musculares) no todas las zona del cuerpo humano tienen las misma capacidad de absorción. En ensayos hechos con productos organofosforados se encontró que la parte externa del antebrazo era la de menor absorción; en comparación  la absorción por la cara y el cuero cabelludo es unas cuatro veces mayor, por el abdomen unas dos veces mayor y en la región genital casi doces veces mayor

Los ojos, la lengua y la boca tienen también una gran capacidad absorbente

Las heridas, raspaduras e infecciones en la piel, así como el sudar, aumentan la capacidad de absorción

Cuando hay contaminación de la piel la probabilidad de intoxicación aumenta en proporción con el área contaminada y con el tiempo que transcurra entre la contaminación y el lavado de la piel.

clasificacion de agroquimicos

octubre 11, 2009

AGRUPACION DE LOS PRODUCTOS AGROQUIMICOS

PLAGUICIDAS

Definición: productos químicos o biológicos utilizados para prevenir controlar o destruir plagas, la definición también incluye otras sustancias como atrayentes, repelentes, reguladores fisiológicos, defoliantes etc.

Se denominan también  agroquímicos productos fitosanitarios y en el lenguaje común del agricultor “venenos” o “remedios” erróneamente se les denomina también pesticidas

 

Usos de los plaguicidas

En la agricultura: para prevenir pérdidas causadas por insectos, enfermedades malezas etc. O disminuir los costos de producción. Se estima que actualmente se pierde una  tercera o cuarta parte de la producción potencial de los productos agrícolas en el mundo, por los ataques de diferentes plagas.

En productos cosechados: además de las pérdidas que ocurren en el campo un 10 a 15 % adicional se pierde después que los productos han sido cosechados debido al ataque de los insectos, ácaros, hongos, ratas, ratones, etc.

Arroz o frijoles con gorgojos, frutas o verduras dañadas por hongos, madera atacada por comején, son ejemplos comunes de estos daños.

En la salud humana: tanto a nivel casero como en programas estatales, los plaguicidas tienen un amplio uso para controlar animales que transmiten o diseminan enfermedades. Cucarachas, moscas, zancudos, piojos, pulgas, ratas y ratones son ejemplos de animales que transmiten o diseminan enfermedades tales como hepatitis, disentería, cólera, paludismo, fiebre amarilla, dengue, tifo, peste bubónica, rabia etc.

 

FUNGICIDAS

Los fungicidas son sustancias tóxicas que se emplean para impedir el crecimiento o para matar los hongos y mohos perjudiciales para las plantas, los animales y el hombre. Como todo producto químico, debe ser utilizado con precaución para evitar cualquier daño a la salud humana, de los animales y del medio ambiente. Se aplican mediante rociado, pulverizado, por revestimiento, o por fumigación de locales. Y para tratamientos de otros materiales como madera, papel, cuero…se aplican mediante impregnación o tinción. Otra forma de administrarse, es a modo de medicamentos (ingeridos o aplicados), en tratamiento de enfermedades humanas o animales. La mayoría de los fungicidas de uso agrícola se fumigan o espolvorean sobre las semillas, hojas o frutas para impedir la propagación de la roya, el tizón, los mohos, o el mildiu (enfermedades de las plantas). Tres enfermedades graves causadas por hongos que hoy pueden ser combatidas por medio de fungicidas son la roya del trigo, el tizón del maíz, y la enfermedad de la papa, que causó la hambruna de la década de 1840 en Irlanda.

 

HERBICIDAS

Son sustancias que se usan con el fin de destruir o controlar  el crecimiento de malezas o hierbas que se consideran indeseables, principalmente en la agricultura, porque causan problemas al competir con el cultivo por agua, nutrimentos, luz y espacio o por la fitotoxicidad de cada una de ellas, todo lo cual causa un incremento del costo de la cosecha y la disminución de su valor.

Existen diversos métodos para el control de las malezas:

  • Manual
  • Por inundación
  • Mecánico
  • Por quema
  • Químico
  • integrado

peligro de los agroquimicos

octubre 2, 2009

EL PELIGRO DE LOS PRODUCTOS AGROQUIMICOS

Producto químico peligroso es aquel que puede representar un riesgo para la seguridad y salud de los trabajadores o para el medio ambiente debido a sus propiedades fisicoquímicas, químicas o toxicológicas, y a la forma en que se utiliza o se halla presente en el lugar de trabajo Como estos agentes en contacto con el organismo pueden ocasionar daños, también se les conoce con el nombre de productos tóxicos.

Los productos agroquímicos se utilizan en todo el mundo para mejorar o proteger los cultivos y el ganado. Los fertilizantes se aplican para obtener buenos rendimientos de cultivos que están protegidos contra los insectos y las enfermedades con la utilización oportuna de plaguicidas. Los animales de las explotaciones agrícolas están igualmente protegidos contra los parásitos y las enfermedades por medio de tratamientos veterinarios como la vacunación, la administración oral de medicamentos o la inmersión. La palabra «utilización» debe interpretarse en su sentido más amplio para incluir el uso por cualquier persona, ya sea empleador, trabajador o miembro de la familia, y debe abarcar asimismo cualquier actividad conexa como el manejo, el almacenamiento, el transporte, el derramamiento o la eliminación.

Todos estos usos pueden requerir un amplio conjunto de equipo y materiales, desde aeroplanos hasta vaporizadores de autopropulsión o desde vaporizadores manuales hasta la aplicación a mano. Las sustancias utilizadas varían también y pueden incluir polvos, gránulos, líquidos o gases. Muchas son venenosas o nocivas para los seres humanos, el ganado, la fauna y la flora, y el medio ambiente, por diversas causas: efectos tóxicos y corrosivos; peligro de explosión o de incendio; utilización indiscriminada que puede contaminar el aire, el agua y el suelo como consecuencia de elevados niveles de residuos en los alimentos que se consumen, y contaminación del agua potable

La seguridad y la salud en el empleo de productos agroquímicos ha sido una de las principales preocupaciones de las organizaciones internacionales y de muchos gobiernos, empleadores y trabajadores y de sus organizaciones durante más de dos décadas. Algunos productos agroquímicos como los plaguicidas son sumamente peligrosos para la salud de los trabajadores y de la población en general, as! como también para el medio ambiente. Sin embargo, se pueden utilizar en condiciones de seguridad si se adoptan las precauciones adecuadas.



Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.